Pajaro Silvestre
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Conectarse
Foro en Varios Idiomas
Buscar
Resultados por:
Búsqueda avanzada
Últimos temas

Ir abajo
fran
fran
Moderador
Pais : España
Pluma : Pechiviri
Cantidad de envíos : 5375
Fecha de inscripción : 23/02/2010
Edad : 50
Localización : Piera (Barcelona)
http://rinconcitodefran.es.tl/

LA MIGRACION DE AVES 5ª parte Empty LA MIGRACION DE AVES 5ª parte

Jue Sep 30, 2010 6:26 pm
REALIZACIÓN DE ESTUDIOS MIGRATOLÓGICOS

Es muy reciente el estudio científico de la migración, data desde hace apenas un siglo, pero mucho de lo que hoy se sabe, se descifro hace tan sólo 30 - 40 años.

Las técnicas de estudio de aves rapaces migratorias y dispersivas, las podemos resumir en:

a) Observación de aves desde puntos fijos. Se realizan recuentos de las aves desde puestos de observación situados en la línea de la migración.

b) Observaciones de aves desde aeroplanos. Se realizan conteos desde aviones ligeros a la misma altura que las aves, desplazándose con ellas una porción de su recorrido.

c) Seguimiento por captura y marcaje de las aves. Se capturan y marcan aves y pollos en los nidos, para que proporcionen datos sobre las zonas de cría e invernada.

d) Seguimiento de las aves por radar y radio-tracking. Se usa para el seguimiento de los movimientos de las aves y de su localización.

La realización de este tipo de estudios, provoca varios aspectos positivos, uno de ellos es la satisfacción y aprendizaje a la identificación y formas de vuelo que produce la observación directa de las aves, especialmente las especies planeadoras, al mismo tiempo los recuentos efectuados (conteos bien hechos y aves bien identificadas), pueden servir de estimaciones precisas del número mínimo real de individuos de una especie, ya que muchos otros individuos vuelan muy altos y no son detectados o utilizan otra vía migratoria, así por ejemplo el número de individuos estimados para el águila moteada (Aquila clanga), especie cuya población migra enteramente, en el este de Europa y Próximo Oriente era de unos pocos miles, pero en los recuentos posnupciales en Israel se estimo una población de más de 150.000 individuos, lo que indicó que las estimaciones de individuos en la zona de cría eran excesivamente bajas (hecho que hay que tener en cuenta). Además los recuentos sirven para identificar la relación existente entre la migración y las condiciones atmosféricas, la composición espacial de las especies y de los propios individuos y como no, para el disfrute del observador .

Otro hecho importante de los recuentos son la evolución de las poblaciones así, en Hawk Montain los primeros recuentos se realizaron en 1.937, desde entonces se ha demostrado una disminución del halcón peregrino y águila pescadora en el Norte de América.

Unos de los primeros recuentos realizados en el mundo fue a cargo de Roger Tory Peterson en 1.935, cuyo punto de observación fue en Cape May Point. El motivo del recuento fue distinto al actual, era enseñar a los cazadores de la zona que rapaces podían cazar y cuales no según la ley vigente.

En América los censos realizados entre 1.960 y 1.990 indican que han podido desaparecer hasta el 50 % de los efectivos de las aves terrestres migradoras, que conforman entre el 65 y el 85 % de las aves que se reproducen en los bosques norteamericanos. Estas aves migradoras son seguidas por radares situados en la costa sur de Estados Unidos, captando el paso de 45 millones de aves por día durante aproximadamente dos semanas. Los radares situados en la costa sur de Louisiana detectaron la mitad de aves que en 1.960.

Desde 1.966 el Servicio de Vida Silvestre y Pesca de Estados Unidos organiza conteos anuales de especies reproductoras en todo el país a través de Breeding Bird Survey, que hace un seguimiento anual de 230 especies de passeriformes, para ello cuenta con la colaboración de 2.200 ornitólogos, demostrando que las pequeñas aves migratorias americanas están pasando por una lenta pero constante pérdida de efectivos. Además se observo que los zorzales declinaron un 40 % en 25 años, desapareciendo a un ritmo del 6% en el estado de Maine. Entre 1978 y 1987 se demostró que de 3 de cada 4 especies migradoras terrestres han disminuido a un ritmo que va del 1% al 3% anual. Desde 1.980 algunos silvinos han descendido a menos del 50% de sus efectivos, mientras que algunos papamoscas lo han hecho entre el 70 % y el 52 %.

Posteriormente se hicieron y hacen numerosos conteos anualmente en multitud de localidades del mundo. En 1.973 se realizó la Primera Conferencia sobre Migración de Rapaces (Siracusa, Nueva York), donde se formó la Asociación para el Estudio de la Migración de Rapaces de Norteamérica (Hawk Migration Association of North America), está publica una hoja informativa sobre las técnicas y resultados de los conteos. En la actualidad en Israel, se encuentra el Centro de Información sobre Rapaces Israelí (C.I.R.I.). En España se halla el Grupo Español de Migración de Rapaces (GEMRA), que depende de la Sociedad Española de Ornitología.

La realización correcta de los conteos depende de varios factores:

Las fluctuaciones climáticas diarias y anuales.
Experiencia de los observadores.
Falta de consistencia en el cubrimiento de las zonas analizadas.
De la calidad del material óptico utilizado.
Del lugar elegido para el recuento.
De los factores meteorológicos.
De la altura a que se desplaza el ave así como del tamaño y color.
De migrantes en grupo o en solitario.
El material necesario para la realización de los recuentos es básicamente:

Prismáticos (8 x 30 ; 8 x 40), telescopios (20-60 aumentos), cámaras fotográficas y teleobjetivos de 35 mm a 1.600 mm, sobre todo en lugares donde las concentraciones de aves son muy elevadas, fotografiando a los grupos de aves cuando descienden entre una térmica y otra, se puede conocer el número y especie de migrantes. Además se dispondrá de una guía de identificación de aves, de un cuaderno de notas y de una grabadora de bolsillo.

Existen una gran variedad de tipos de recuentos de aves, tanto de especies migrantes nocturnas como diurnas:

1.- Métodos de recuento de migrantes nocturnos:

el acústico: dirigido a aves que emiten sonidos de reclamo sin cesar mientras vuelan (zorzales), que pueden servir también durante el día.

el lunar: normalmente se realizan en lunas crecidas y cielos despejados. Consiste en mirar el disco lunar, anotando el número de aves, la dirección (se divide el disco lunar en 12 partes, como en un reloj, y se mira por donde entra y sale el ave), horario, etc..
2.- Método de recuento de migrantes diurnos desde puntos fijos de observación:

Posiblemente esté sea el método más utilizado para el recuento de aves, principalmente planeadoras, utilizado en todo el mundo, ya que da muy buenos resultados y es relativamente económico. En este tipo de recuento se debe considerar:

a) Elección del puesto de observación.

Antes de emprender trabajos de recuento de aves migratorias se debe tener una serie de nociones sobre las aves que migran, la fenología de las mismas y del medio físico donde ubicamos el observatorio (en planicies, cumbres de montañas, etc..). Para la ubicación de un buen observatorio se tendrán en cuenta factores como los puestos que utilizan los cazadores, los lugares donde la formación de térmicas o rebotes de aire son importantes, teniendo las columnas de aire ascendente frente a nosotros, las pequeños valles o depresiones que producen las cadenas montañosas, dispuestos en el sentido de la migración, y sobre todo los puntos de concentración de aves antes de cruzar un obstáculo físico del terreno como masas de agua.

Una vez elegido el puesto de observación se realizará una descripción detallada del mismo, así como un esquema de localización, anotando en plena actividad los puntos por donde pasan las aves y que especie de aves.

b) Elección del día o días de observación.

Se debe estructurar un calendario de días de observación, aunque lo deseable es la observación diaria y prolongada a lo largo del día, en muchas ocasiones no se dispone de observadores suficientes para tal actividad. En tal caso, se desarrollara un plan eligiendo los días de la semana con la misma frecuencia, así si se elige uno o varios días de la semana, es conveniente que siempre sean los mismos.

De igual forma en el horario, es decir todos los días de observación se realizará el mismo número de horas y en el mismo periodo de tiempo (mañana, tarde o mañana y tarde). Anotando la hora de inicio y final de la actividad, así como la hora de observación de las aves. Si el número de horas al día a observar también es reducido, se deberá buscar las primeras horas del día o últimas de la tarde ya que las corrientes térmicas aún son débiles y las aves planeadoras vuelan a menor altura siendo más visibles y las aves que no dependen de la formación de térmicas suelen iniciar la jornada migratoria a primeras horas de la mañana para proseguir durante el día.

c) Condiciones atmosféricas:

Se tendrá en cuenta que los días con condiciones atmosféricas adversas como, lluvia fuerte, vientos muy fuertes, cielos totalmente cubiertos, niebla espesa, etc. … pueden inhibir total o parcialmente la migración.

Los días con vientos en dirección contraria a la migración provocan que las aves vallan más bajas y lentas, facilitando la observación. Los días con vientos a favor de la migración provocan que las aves vayan mucho más rápidas, facilitando la observación de un gran número de aves, pero también el paso desapercibido de otro buen número de aves.

Es importante conocer las ubicaciones de las tormentas ya que ellas condicionan (en unas ocasiones más que otras), la trayectoria de las aves, provocando concentraciones en un número determinado de puntos. Así los días con cielos con nubes blancas o gris claro, favorecen el contacto del observador con las aves debido al contraste entre el fondo del cielo o nube y la silueta del ave. Siendo los días con nubes oscuras muy poco rentables a la hora de observar a las aves, debido a que las siluetas de las aves no suelen resaltar con este tipo de nubes, aunque depende de la distancia existente entre el observador y el ave observada.

d) Material a utilizar:

Se dispondrá de un material óptico de bastante calidad, tanto los prismáticos como los telescopios, herramientas imprescindibles para este tipo de estudios.

Además se dispondrá de fichas, bloc de notas, etc.. pero me inclino más a la utilización de grabadoras de bolsillo, ya que te permiten la descripción detallada de las aves y de los movimientos y direcciones que toma sin apartar la vista de ellas, el problema viene cuando la información grabada debe transcribirse a papel o introducirse en el ordenador, ya que si uno no es metódico siempre hay problemas o falta de tiempo para llevar las anotaciones a papel.

Otro material imprescindible es una buena guía de campo donde se detalle con mucha claridad no sólo las distintas especies sino la diferencia entre los sexos y edades.

e) Número de observadores por puesto.

El número de observadores depende de la ubicación del punto de observación, ya que no es lo mismo realizar conteos en la provincia de Cádiz que en la de Castellón (España), simplemente por el número de aves que pasan y se concentran por los distintos lugares. De todas formas un número de dos personas en cada observatorio, es suficiente para realizar este tipo de recuentos, repartiéndose el campo visual. Realizando uno prospecciones a nivel y por debajo del punto de observación y el otro en la parte alta del cielo, o si el punto de observación esta ubicado en una elevación montañosa rodeada de una llanura, cada observador inspeccionara un lado (este - oeste). Aunque lo que ocurre al final es que el observador/es siempre intentan mirar por el lugar por donde mayor número de aves están pasando (desviación que se debe rectificar).

f) Registro de los datos:

Se deberá diseñar unas fichas donde se registren todos los datos que se consideren importantes en este tipo de trabajos de campo, así deberá existir una ficha donde se describa el puesto de observación (localización, características físicas del terreno, croquis de la zona, etc..) y otra para la observación de aves (climatología, especie, sexo, edad, características del plumaje, fecha y hora del contacto, conducta, dirección, altura, ave se desplaza en solitario o en grupo, etc..), es importante recordar que se deben anotar también las aves que no se identifiquen (por la distancia, etc..) ya que tienen el mismo valor que las identificadas, anotando en este caso a que especie nos recuerda más, no cayendo en el error de catalogarla sin haber podido identificarla bien.

Cuando los estudios se utilizan puntos fijos de observación debemos tener presente que, en ocasiones las condiciones atmosféricas del día del recuento pueden hacer que esté sea correcto o no, así los cielos con nubes blancas, son los más propicios, ya que la mayoría de las siluetas aparecen oscuras y muy contrastadas, pero si las aves son blanquecinas por la parte ventral como el águila pescadora, águila culebrera, pueden pasar desapercibidas. Los cielos totalmente azules son los peores ya que las siluetas oscuras con el azul del cielo parece fundirse, si el ave esta a bastante altura, debido además por la falta de puntos de referencia para el observador. En caso de detección de aves a distancias cortas este tipo de cielo puede ser perfectamente adecuado.

Desde lugares de observación elevados, las aves que se desplazan a alturas inferiores al observatorio pueden fundirse con el color de la tierra o de la vegetación, ya que la mayoría de aves rapaces presentan dorsos marrón-oscuro.

De igual forma las distintas tonalidades que puede tener el mar puede dificultar la observación de las aves. Así es más fácil detectar las aves con mares claros que con tonos oscuros.



METODOS DE MARCAJE DE AVES

Para conocer los movimientos de las aves tanto migratorios como de dispersión, los ornitólogos han ideado una serie de técnica, instrumentos y métodos de marcaje que permiten identificarlas, de forma individual o como perteneciente a un grupo, colonia o a una área determinada, obteniendo a parte de los desplazamientos de las aves información de la biología, demografía y dinámica poblacional.

Esta diversidad de métodos de marcaje viene condicionada por el estudio concreto a realizar y por el investigador, quien debe elegir el método más adecuado para su investigación.

En general los métodos de marcaje deben basarse en la perdurabilidad de las marcas, al menos durante la realización del estudio, y que su colocación no afecte a la supervivencia del ave y que está se integre de nuevo en la población después de ser marcada, sin que sea alterado su comportamiento ni el de los demás individuos hacia él (aspectos que ya han ocurrido).

Una de las cosas que el investigador debe considerar es la organización de la información y el control y comunicación de los datos obtenidos. Era frecuente que existiera una falta de coordinación entre los distintos proyectos de marcaje dificultando la homogeneización de los métodos y la repetición de los códigos. Encontrado aves de la misma especie pero de áreas geográficas distantes con las mismas marcas (caso de algunas anátidas invernantes en España), provocando confusiones al observador / comunicante que no sabía a quién tenia que pasar la información e incluso a los propios investigadores.

Este hecho ha provocado que la Unión Europea para el Anillamiento de Aves, realice continuos esfuerzos para la unificación de criterios. Intentando centralizar todos los trabajos referentes a una especie, grupo sistemático o grupo de especies relacionadas ecológicamente. Así los ingleses por medio del Wader Study Group (organización internacional creada en 1.970), se ha hecho cargo de todo lo referente a marcajes en limícolas, los italianos coordinan los datos sobre aves marinas, los franceses sobre las aves rapaces, los españoles por medio de la Sociedad Española de Ornitológica (SEO) coordina el grupo de las ardeidas. En España también existen intentos de coordinación similares a los europeos, así la Estación Biológica de Doñana coordina lo referente a flamencos, anseriformes, cigüeñas, espátulas y rapaces y la SEO coordina otros grupos de aves.

Los objetivos principales del marcaje científico son :

Conocer las vías migratorias y las áreas de cría, invernada, descanso, etc. de las diferentes especies.
Estudiar la fenología migratoria y la dispersión posnupcial y juvenil.
Conocer la longevidad, curva de supervivencia y tasa de renovación.
Estudiar la morfología, biometría y estado de muda.
Conocer las causas de mortalidad.

Tipos de marcajes más utilizados:

1.- Anillamiento:

Es el más tradicional y utilizado, las primeras referencias de aves anilladas en Europa se remontan a los inicios del s. XVIII, cuando un monje aleman señalaba de alguna manera a las cigüeñas de su localidad. En 1.888 se recupero en Gerona, una cigüeña marcada con una plaquita de latón cuatro días después de ser marcada en Rusia. En 1.903 empieza a efectuarse sistemáticamente el anillamiento en aves a cargo de la Sociedad Ornitológica Alemana. En España los primeros ensayos de anillamiento científico los realizó el Museo de Ciencias Naturales de Madrid y el Instituto Forestal en 1.930. En 1.959 se funda el Centro de Migración de Aves por la Sociedad Española de Ornitología.

Este método consiste en la colocación de anillas metálicas de aluminio o de plástico a las aves capturadas con redes o a los pollos en el nido. Las anillas que en España se utilizan son de 11 tipos diferentes (de solapa, circulares, triangulares, de colores, etc..), son colocadas en los tarsos o tibias según la especie de ave, ya que no es lo mismo anillar a un ave insectívora como el petirrojo (Erithacus rubecula) que a un flamenco (Phoenicopterus ruber). Estas anillas llevan gravado un número distintivo que identifica directamente al ave, así como la dirección donde hay que comunicar el hallazgo de la anilla.

Para poder anillar aves, se debe estar en posesión del carnet de anillador válido para la Comunidad Valenciana u otra región.

Material necesario para el anillamiento:

1.- Tipo de redes o trampas:

Red japonesa vertical o de niebla, urilizadas para aves de pequeño y mediano tamaño.
Cepo-malla, utilizado para aves de medio tamaño como los aguiluchos (Circus sp.)
Trampa Helgoland. Se utiliza en lugares donde los fuertes vientos no permiten ningún otro sistema como el caso de Helgoland en el mar del norte, donde se capturo una media de 300 aves diarias en época de paso. En 1.959 se anillaron más de 160.000 aves.
Red de cañón (bastante peligrosa).
Red de suelo o abatible.
Pateras, limicoleras, etc..
2.- Calibre y cinta métrica, regla con topes para medir las alas.

3.- Alicates múltiples, tijeras, pinzas, navaja.

4.- Dinamómetro.

5.- Bolsas de plástico de pesar, bolsa colectora.

6.- Anillas variadas.

7.- Fichas o libreta de anotaciones y guías.

8.- Lupa de bolsillo.

9.- Balanza de precisión.

10.- Compás de puntas regulables.

Una vez capturada el ave, cada una es individualizada en una ficha donde se anota, la especie, edad, sexo, fecha y lugar de captura y colocación de la anilla y número. Se procede a medirla (medidas biométricas: ala, pico, cola, tarso, uña de pulgar), pesarla (para ver la cantidad de grasa), estado de muda.

Este método aunque muy utilizado es poco efectivo a la hora de recuperaciones de aves y anillas ya que en las aves pequeñas sólo se recupera el 1 x 1.000 y en especies cinegéticas como las ánades 1 x 5.000 anillamientos. Las anillas de aluminio recuperadas debían remitirse al Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid o al Instituto de Conservación de la Naturaleza (ICONA) de Madrid. A partir de diciembre de 1.986 deben remitirse al Centro de Migración de la Sociedad Ornitológica Española.

En Valencia está la Oficina Valenciana de Anillamiento, donde deben remitirse las anillas recuperadas en la Comunidad Valenciana cuya dirección es Av. Los Pinares, 106. El Saler, 46012. Valencia. Tef. : (96) 1610847.

2.- Marcas o bandas alares:

La utilización de marcas alares en aves rapaces se remonta a la década de los setenta, consisten en unas láminas de plástico, que se le aplican a las aves rodeando el húmero y uniendo sus extremos entre las terciarias y las escapulares con dos remaches, quedando ajustadas a las alas del ave sin producirles rozaduras ni heridas. Dependiendo del tipo de ave a marcar (principalmente aves rapaces y planeadoras, córvidos y ardeidas), las marcas son más grandes y pesan más o menos gramos. Las marcas se utilizan por su sencillez, rápida instalación y visualización.

Suelen usarse marcas de distintos colores, que llevan inscritos símbolos diferentes para la identificación e individualización del ave, el lugar o nido de procedencia y el año en que se le colocaron, estas marcas se utilizan principalmente en pollos mayores que aún no han abandonado el nido.

La duración de las marcas varía, pero suele aparecer una pérdida de marcas alares por el deterioro del material después de comenzar la dispersión, pero lo normal es que duren de dos a tres años, aunque existen casos de duración de las marcas cinco años e incluso diez años. En estudios con el águila real (Aquila chrysaetos) y águila imperial ibérica (Aquila adalberti) el 4 % de las marcas se perdieron entre la fecha de marcaje y la de dispersión de las jóvenes águilas.

El material empleado suele ser del tipo Saflag (Safety Flag Corporation of America, Rhode Island). Utilizando marcas de tamaño 18 x 6 cm y 3-4 g. peso en pollos de águilucho lagunero (Circus aeruginosus), y de 3,5 x 7,5 cm y peso 8 g. en pollos de águila imperial ibérica

En Catalunya (España) se vienen utilizando desde 1.990 estudios sobre la dispersión de jóvenes de águila perdicera (Hieraaetus fasciatus) mediante marcaje con bandas alares y anillamiento con anillas de plástico (PVC) y metálicas, individualizando en 1.993 unos 90 pollos, obteniendo un centenar de observaciones y unas treinta recuperaciones, con ello se ha podido identificar áreas de dispersión, las causas de mortalidad (60% por electrocución y 25% por persecución directa por el hombre), además dos aves se incorporaron a la población reproductora sustituyendo las bajas de un miembro de las parejas, observando que uno de los pollos marcados se instalo a pocos kilómetros del lugar de nacimiento el otro se situó a más de cien kilómetros.

3.- Radio-tracking:

Consiste básicamente en el seguimiento y localización de aves (migradoras o dispersivas), por medio de un equipo radiotelemétrico y radiorreceptores.

El primer trabajo de investigación aplicando esta técnica de marcaje se realizo en 1.964 por Southern, para el seguimiento del águila calva (Haliaeetus leucocephalus). Posteriormente ha sido utilizado por multitud de investigadores tanto para aves como para mamíferos. En un principio se utilizaba para conocer los desplazamientos y utilización del hábitat por las aves, la localización de las áreas de cría, de descanso y cazaderos, aspectos de la reproducción, localización de áreas con elevadas tasas de mortalidad y las causas de la muerte. Por último suele utilizarse para conocer la dinámica de poblaciones, la dispersión y migración de las aves.

El material necesario consiste básicamente en un radiotransmisor que se coloca principalmente en la espalda del ave (a veces en los tarsos), con una pequeña antena de unos 15-35 cm. ; una antena que va conectada al receptor que lleva en investigador. Las frecuencias más utilizadas se sitúan entre 140-220 MHz.

En un principio las baterías eran de mercurio, con una duración entre 10 días y 2-3 años, posteriormente se utilizan baterías solares.

Dependiendo de cada equipo se puede localizar al ave entre 500 y 1.000 m. cuando esta en el suelo, de 3 a 5 km. cuando esta posada en un árbol y de 10 a 15 km. cuando esta volando. Para la localización del ave el investigador suele colocarse en elevaciones del terreno (así en una colina de 40 m. puede alcanzar hasta 22 km.), o desde una avioneta.

Muchos autores coinciden en la utilización de este método de marcaje por proporcionar una gran información con una mínima molestia para el ave. De igual forma el equipamiento es relativamente fácil de conseguir y la técnica de aplicación no es complicada. Siendo el coste poco elevado si se compara con la obtención de la misma información con otros métodos.

Algunos equipos pueden ser suministrados por:

Advanced Telemetry Systems, Inc., 23859 EN Highway 65, Bethel, MN 55005 USA
Biotrack, Stoborough Croft, Grange Road, Wareham, Dorset, UK
Custom Electronics, 2009 Silver Ct. W., Urbana, IL 61801, USA
Televilt, P1 5226, 710 50 Stora, Sweden.
Teleonics, 1300 W. University, Mesa, AZ 85201, USA
Wildlife Materials, Inc., R.R. 1, Carbondale, IL 62901, USA
Así en estudios de la dispersión de jóvenes águilas imperiales ibéricas, se colocaron marcas alares y radiotransmisores en la espalda fijados con resina polimerizable a un arnes cruzado por el pecho del ave que peso todo el equipo entre 70 y 80 g. El equipo radiotelemétrico estaba constituido por transmisores activados por energía solar, con batería Ni/Cd emitía frecuencia de 148.300 - 148.690 Mhz con una duración entre 2 y 3 años. Los radiorreceptores modelo LA 12-DS con una capacidad para 48 frecuencias distintas. Antena tipo Yagi con distancias de recepción de 5-8 km con el ave posada y 20-30 km. en vuelo. Para localizar al ave se utilizaba el método de triangulación.

4.- Radar:

Se utiliza para la localización de las aves principalmente migratorias a distancias de cientos de kilómetros. Con ello se puede detectar las vías de migración que utiliza así como la identificación de las zonas de cría e invernada.

Es la metodología de marcaje más cara, pero la información que proporciona es muy significativa.

Así el Grupo Mundial de Trabajo sobre Aves de Presa contrato con el DFG y el Ministerio de Medio ambiente en Alemania desde 1.992 equiparon con PTT a 33 águilas de siete especies en Europa, Asia y Africa, siguiendo individualmente a las águilas a una distancia total de 17.000 km. durante más de un año. Encontrando que una hembra del el águila de la Estepa (Aquila nipalensis) en Arabia había criado con éxito dos pollos la temporada siguiente. En una águila Imperial a parte de encontrar con éxito la reproducción se localizaron sus cuarteles de invernada en Arabia, encontrando el PTT en perfectas condiciones.

Un saludo

_________________
CLIC EN LA IMAGEN PARA VISITAR LA WEB

jose pizarro
jose pizarro
Pais : España
Pluma : CANARIOS TIMBRADOS
Cantidad de envíos : 2063
Fecha de inscripción : 17/07/2010
Edad : 44
Localización : valencia QUART DE POBLET

LA MIGRACION DE AVES 5ª parte Empty LA MIGRACION DE AVES 5ª parte

Jue Sep 30, 2010 6:30 pm
madre de dios tengo la garganta mas seca que la mojama haora tedras que pagar un barril de cerveza para cada uno de los miembros del foro gracias tio
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.